Este es un directorio de proyectos que se rijan por principios autogestionarios y horizontales, donde la explotación no tenga cabida y todas las personas estén en un plano de igualdad.

Borodin Bar

borodin

El adjetivo revolucionario, tan devaluado hoy día por la publicidad, se aplica habitualmente en hostelería para calificar el trabajo de profesionales del sector dedicados a la investigación de técnicas culinarias, la experimentación de repertorios gastronómicos y hasta la invención de utensilios de cocina. El gran revolucionario del momento, según esta pauta, es Ferrán Adriá, entre cuyos logros se encuentran la “air baguette”, los” cacahuetes miméticos”, un “globo de gorgonzola”, “cerillas de soja” o “porras líquidas de avellana”.

Paradójicamente, en los laboratorios donde se hace la revolución mediática de la hostelería y se ensaya una “gastronomía molecular” basada en la ciencia del siglo XXI, imperan todavía condiciones feudales de explotación laboral, con jornadas de 60 horas semanales en turnos partidos, sueldos de miseria y escalas jerárquicas castrenses. Y todo para que las castas parasitarias situadas en la cúspide de la pirámide social puedan distinguirse de la clase trabajadora gastándose un tercio del salario mínimo interprofesional en una ración de porras líquidas y cacahuetes miméticos.

En enero de 2013 se fundó el colectivo Borodin, constituido por ocho trabajadores y trabajadoras con la intención de dar una vuelta más de tuerca a la hostelería revolucionaria de Adriá y compañía.

Del laboratorio del Borodin ya han salido, en su breve trayectoria, creaciones totalmente originales en el sector como: la abolición del turno partido; el límite de 40 horas a la jornada completa o la propiedad colectiva de los medios de producción. En fase de I+D tenemos una bolsa de trabajo para compañeros y compañeras de la RCA en paro o la aceptación de formas de intercambio como el trueque o la moneda social.

Sin dios ni amo, cada trabajador y trabajadora del Borodin tiene igualdad de derechos y deberes con respecto al resto, idéntica capacidad de decisión en las asambleas y remuneración en función de la hora trabajada con independencia de su formación.

En cuanto a la comida, hay predominio de la cocina tradicional -a la brasa y de puchero-, aunque hay días que el cocinero se viene arriba y le da también por la cocina vanguardista y molecular.

Trato familiar. Ambiente agradable. El Borodin está en la Ronda de Valencia, 14 (metro Embajadores) y nuestros horarios son:

  • Martes y miércoles. De 08.00 a 22.00.
  • Jueves. De 08.00 a 23.30.
  • Viernes. De 08.00 a 01.30.
  • Sábados. De 12.00 a 01.30.
  • Domingos. De 10.30 a 17.30.

700 Visitas

910 83 16 22
Ronda de Valencia 14
Madrid
Si
07/01/2015

Enviar Mensaje al dueño del Listado

Borodin Bar